Descubra NepalSitio red oficial de turismo de Nepal

Visite nuestro sitio de comercio para las notificaciones de "Visite Nepal 2020" y todas las actualizaciones comerciales. Para participar en Ferias, Objetivos de ventas y propuestas de cotización por favor, haga clic aquí

Página Principal Destinaciones Ciudades/Pueblos Patan

Patan (Lalitpur)

Una vez, un reino independiente y poderoso del valle de Katmandú, Patan se convirtió en un crisol de dos religiones influyentes, el hinduismo y el budismo. El piadoso templo de Krishna (hinduista), que descansa en el centro de la ciudad; en la propia ciudad, cuya arquitectura de toda la ciudad estaba dedicada a la filosofía del Dharma-Chakra budista (Rueda de la rectitud) moldea a Patan, hasta la fecha, como una ciudad gloriosa de cultura, religión, arte y herencia.
Patan está a  cinco km de la capital, Katmandú, pero, a pesar de su proximidad, su singularidad 'preservada' distingue a Patan como un entorno diferente para experimentar en un viaje corto. Patan también es conocida como Lalitpur, "Ciudad de la belleza", y sus exclusivas plazas, templos, callejones, gastronomía, hospitalidad y tolerancia religiosa justifican el estado prehistórico de la ciudad.

Patan es una ciudad de cincuenta y cinco templos principales, ciento treinta y seis monasterios budistas, obras de metal fino e innumerables fiestas. Patan se enorgullece de producir grandes pintores de thankas, en el país. En cada - ahora y entonces – en  las esquinas y callejones de Patan se pueden ver  los pintores de  thankas, llenando de color a las antiguas deidades.
Patan, en los últimos años, se ha convertido en un lugar favorito para diplomáticos, ONGI y ONG. Tal vez por su ambiente tranquilo, a pesar de estar cerca de la ciudad capital, o simplemente porque la ciudad es simplemente hermosa, en sí misma, Patan tiene numerosos cafés, pubs y tiendas que ofrecen esculturas de bronce, exóticas y hechas a mano, a precios muy razonables.

Qué puedes hacer en Patan

Atracciones similares

#NepalNow

Nepal a través de los ojos de nuestros visitantes